Papiliones , Solem et September: Septembris Nubila Picture

Cuarto Verso de Septembris Nubila.

Después de la separación de Emma y Septiembre, Septiembre camino bajo el Mar hasta llegar al fondo de él. Allí encontro los claveles los cuales se encontraban congelados y sin vida, como si la vida en ellos nunca hubiese existido. ´

-¿Cómo darle vida a aquello que nunca ha tenido vida?- el se preguntó. -Quisiese ver más claveles. Quisiese verlos crecer y reproducirse. Darían un gran espectaculo y darían una gran sonrisa a los rostos que los miren. Aunque la Tierra aún sea pequeña, si abundasen los claveles, la Tierra será más bella.

Septiembre se sentó bajo el mar. El mar el cual se ponía cada vez mas oscuro. Él se puso a pensar. Pensar. Pensar. Y luego de varios pensamientos concluyo: -Los claveles necesitan estar sobre el mar, no debajo del mar. Pero como darle un lugar a lo que no debe moverse. Tal cosa solo puede ser por medio de un puente. Haré un puente. Un puente que úna al clavel con el fin del mar. Y también, para que los claveles aprendan a dar un espectáculo, les daré un espectáculo a ellos. -

Septiembre dio unas vueltas y somato sus pies en el fondo del mar. El somaton con su pie hizo que el mar saltase. Despues de que el mar salto, la Tierra ya no fue igual. Unas partes quedaron secas y otras quedaron repletas de mar. Éste es el origen de los Oceanos, Mares y tierras. Al estar la tierra seca, los claveles se descongelaron y comenzaron a vibrar y después de varias vibraciones empezaron a volar. Los claveles ahora eran mariposas. Y volaban en cirulos, volaban juntas en millares. Estas mariposas llegaron al cielo y se volvieron en la primera constelación: la constenlación Papilion. Por ello la llamamos así. Que de las mariposas vino y una mariposa es la que forma en el cielo.

Pero las estrellas estaban solas en el cielo, viajaban solas en el cielo: aventurandose a aquel lugar el cual Septiembre conocia, aquel lugar el cual Septiembre dejó. Y, cada vez se alejaban más de la Tierras. ¿Quíen podría ver su espectaculo? Si alguna vez quisiesen regresar ¿recordarian su hogar, la Tierra?

Con esta pregunta en la mente, Septiembre tomó su Cordobés y lo colocó en el cielo junto a ellas, dando vida a la Luna.

-Serás tú un faro a aquellos que han viajado y siguen viajando. Darás vida a ellos los cuales imaginan cuentos.

Septembris Nubila: Cuarto Verso.


Continue Reading: Mars